Si vas a llevar a cabo un trabajo vertical la mejor forma de realizarlo de forma segura es con una línea de vida vertical. El freno para línea de vida es un freno que se utiliza por norma general en cables de acero. Se trata de un freno de lo más sencillo de instalar y cuenta con un sistema de bloqueo para que la caída se detenga a los pocos segundos de provocarse. 

Puedes contar con una línea de vida portátil para poder llevártela allá donde vayas. Estas líneas de vida pueden ser colocadas en toda clase de edificios y son el mecanismo más seguro con el que puede contar cualquier operario que tenga que trabajar suspendido en el aire o a una gran altura. 

¿Cómo se usa un anticaída retráctil? 

El uso es de lo más sencillo. Para empezar, debe de anclarse en un punto fijo o móvil que cuente con una resistencia de carga de 12kN. Si has oído hablar anteriormente de que la resistencia sería 10 esto se debe a que recientemente la normativa de puntos de anclaje fijo ha pasado a recomendar 12kN en lugar de 10. 

Por otro lado, este dispositivo deberá de ir conectado a un punto de anclaje que se encuentre certificado. De la misma forma que estos dispositivos se encuentran completamente regulados y certificados para poder ofrecer la mayor seguridad, el punto de anclaje en donde se vayan a colocar también debe de estarlo para poder garantizar la seguridad del operario. 

Si alguno de estos aspectos difiere de la normativa o directamente no la cumple no se pueden utilizar ya que nunca se podrá garantizar el buen uso que se espera del mismo. El equipo anticaída retráctil contará con un conector de seguridad cuya función es la de conectarlo al operario en su arnés de trabajador. A la hora de utilizarlo es importante tener en cuenta que el trabajador debería de estar en una inclinación máxima de 40º. 

¿Cómo es la carcasa? 

Freno para línea de vida

La carcasa del anticaída retráctil puede ser de cinta textil o de cable metálico. Cuando se trata de una carcasa metálica esta suele ser más resistente, lo que en un principio está bien. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta suele ser algo más pesada para el operario y también más cara. 

Puedes optar por una carcasa plástica, que es bastante más cómoda y fácil de transportar. Sin embargo, si la altura en la que vas a trabajar es demasiado alta no es recomendable ya que se pueden llegar a partir si se caen de gran altura. Si vas a trabajar en el interior de una nave no suele haber problema, de hecho, son los más utilizados. 

Ten en cuenta la longitud 

Uno de los aspectos que debes de valorar siempre a la hora de utilizar y comprar un anticaídas retráctil es la longitud de este. A partir de los 6 metros te recomendamos elegir cables de acero para una mayor seguridad y también duración del propio anticaída. 

Finalmente, destacar el uso del absorbedor de energía con el que cuenta el dispositivo retráctil. Este absorbedor de energía tiene la función de absorber el peso del cuerpo cuando este se encuentra cayendo. Con esto se conseguirá que el golpe sea gradual, menos potente, previniendo la gran mayoría de lesiones al usuario. 

Este absorbedor puede ir dentro de la carcasa o fuera dependiendo del modelo o del tamaño de la carcasa en cuestión. Por último, recuerda que siempre debes de revisar tu equipo de anticaída después de cada accidente para asegurarte de que se encuentra en buen estado y no haya perdido efectividad.

Deja un comentario

CURSOS Y CERTIFICADOS

CURSO ONLINE PARA INSTALADORES DE LÍNEAS DE VIDA LUXTOP

Próxima formación: 27/05/2022 - 16:00

Esta formación te acreditará para la instalación, certificación y mantenimiento de las líneas de vida LUXTOP.

Amplía tu negocio sumándote a nuestra exclusiva red de instaladores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies